¿Qué es la fiebre e hipertermia?

¿Qué es la fiebre e hipertermia?
¿Qué es la fiebre e hipertermia?

La temperatura corporal promedio normal es de 36.7°C medida en la boca, con límites de 36 a 37.4°C. La variación normal de la temperatura diurna es de 0.5 a 1.0°C. La temperatura rectal o vaginal normal es 0.5°C mayor que la bucal y la axilar es 0.5°C más baja.  La temperatura medida por el recto es más fidedigna que la medida por la boca.

La fiebre es un incremento regulado de la temperatura corporal a un nuevo “punto de ajuste” en el hipotálamo inducido por citocinas pirógenas. Estas citocinas incluyen la interleucina-1 (IL-1), el factor de necrosis tumoral (TNF), interferón gamma e interleucina-6 (IL-6).

La elevación de la temperatura se debe al aumento en la producción calórica (escalofrío) o a la disminución de la pérdida (vasoconstricción).

La temperatura corporal en la fiebre inducida por citocinas rara vez rebasa los 41.1°C, a menos que exista daño estructural en los centros reguladores hipotalámicos.

El grado de aumento de temperatura no corresponde en todos los casos con la gravedad del trastorno. La reacción febril tiende a ser mayor en niños que en adultos.

La temperatura corporal que se incrementa de manera notable acrecienta las necesidades de insulina y puede ocasionar alteraciones metabólicas profundas.

La hipertermia sin mediación de citocinas aparece cuando la producción metabólica de calor corporal o la carga ambiental de calor excede la capacidad normal de pérdida de calor o ésta se encuentra afectada.

La temperatura corporal puede aumentar a cifras que pueden causar desnaturalización de proteínas irreversibles y daño cerebral subsiguiente cuando aumenta a más de 41.1°C.

Para el tratamiento de la hipertermia las esponjas con alcohol o frías, las bolsas de hielo, los enemas de agua helada y baños con hielo reducen la temperatura corporal.

El ácido acetilsalicílico o el acetaminofén a dosis de 325 a 650 mg cada 4 horas, son eficaces para reducir la fiebre. Es mejor proporcionar estos fármacos de manera continua y no por razón necesaria.

Están indicados de inmediato antibióticos de amplio espectro en pacientes febriles con inestabilidad clínica, incluso antes de comprobar la infección. Los pacientes febriles con neutropenia deben recibir antibioticoterapia empírica.

 

 

Homo medicus

 


 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Si te fue útil la información comparte...

Homo medicus

Conocimiento médico en evolución...

También te podría gustar...