Sustancias químicas que actúan como transmisores sinápticos

Sustancias químicas que actúan como transmisores sinápticos
Sustancias químicas que actúan como transmisores sinápticos

La transmisión sináptica es un proceso esencial en el funcionamiento del sistema nervioso, donde la información se transfiere de una neurona a otra a través de la sinapsis, una estructura especializada. Este proceso es fundamental para la comunicación entre neuronas y para la integración de señales en el sistema nervioso, lo que permite la generación de respuestas apropiadas a estímulos internos y externos.

Existen múltiples sustancias químicas que han sido identificadas o propuestas como transmisores sinápticos. Estas sustancias pueden clasificarse en dos grupos principales:

  1. Transmisores de acción rápida y molécula pequeña: Este grupo incluye neurotransmisores clásicos como la acetilcolina, el glutamato, el GABA (ácido gamma-aminobutírico) y la serotonina, entre otros. Estos neurotransmisores son sintetizados en el terminal presináptico de la neurona, liberados en respuesta a un potencial de acción y actúan rápidamente sobre receptores específicos en la neurona postsináptica. Su acción es rápida y eficiente, lo que les permite mediar en procesos como la transmisión de señales sensoriales, el control motor y la regulación del estado de ánimo.
  2. Neuropéptidos: Este grupo está compuesto por neuropéptidos, que son cadenas de aminoácidos más largas que los neurotransmisores clásicos. Ejemplos de neuropéptidos son la sustancia P, la oxitocina, la vasopresina y la encefalina, entre otros. A diferencia de los neurotransmisores de acción rápida, los neuropéptidos tienden a tener una acción más lenta y prolongada. Además, su liberación suele ser más gradual y está asociada con procesos más complejos como la modulación del dolor, la regulación del apetito y el control hormonal.

La diversidad de sustancias químicas que actúan como transmisores sinápticos refleja la complejidad y la plasticidad del sistema nervioso. Cada neurotransmisor y neuropéptido cumple funciones específicas y contribuye a la integración de señales neuronales en diferentes circuitos y regiones del cerebro y el sistema nervioso periférico. Además, la interacción entre estos diferentes tipos de transmisores permite una regulación fina de la actividad neuronal y la adaptación del organismo a cambios en el entorno y las condiciones internas. En resumen, la transmisión sináptica es un proceso esencial para el funcionamiento del sistema nervioso, y la diversidad de sustancias químicas involucradas en este proceso subraya su importancia y complejidad.

 

Transmisores de acción rápida y molécula pequeña

Los transmisores de acción rápida y molécula pequeña se clasifican en varias clases, cada una con neurotransmisores específicos que desempeñan funciones cruciales en la regulación de diversas funciones fisiológicas y comportamentales. Aquí se detallan las clases y ejemplos de neurotransmisores en cada una:

Clase I: Acetilcolina

La acetilcolina es un neurotransmisor ampliamente distribuido en el sistema nervioso, involucrado en diversas funciones, desde la contracción muscular hasta la regulación del estado de ánimo y la cognición. En la unión neuromuscular, la acetilcolina desencadena la contracción muscular al unirse a receptores nicotínicos en la membrana de las células musculares.

Clase II: Aminas
  1. Noradrenalina (norepinefrina): Actúa como neurotransmisor y hormona, desempeñando un papel importante en la regulación del estado de alerta, la respuesta al estrés y el estado de ánimo.
  2. Adrenalina (epinefrina): Similar a la noradrenalina, la adrenalina participa en la respuesta al estrés, aumenta la frecuencia cardíaca y la presión arterial, y moviliza la energía del cuerpo.
  3. Dopamina: Implicada en la regulación del movimiento, el sistema de recompensa y la motivación, la dopamina desempeña un papel crucial en la adicción, el placer y la atención.
  4. Serotonina: Conocida como el neurotransmisor del “bienestar”, la serotonina regula el estado de ánimo, el sueño, el apetito y la agresión.
  5. Histamina: Participa en la regulación del ciclo sueño-vigilia, la inflamación y la respuesta alérgica.
Clase III: Aminoácidos
  1. Ácido γ-aminobutírico (GABA): Es el principal neurotransmisor inhibidor en el sistema nervioso central, reduciendo la actividad neuronal y promoviendo la relajación y la inhibición.
  2. Glicina: También actúa como neurotransmisor inhibidor, especialmente en la médula espinal, donde regula la excitabilidad neuronal y contribuye al control del movimiento.
  3. Glutamato: El neurotransmisor excitador más importante en el sistema nervioso, el glutamato está involucrado en la plasticidad sináptica, el aprendizaje y la memoria, pero en exceso puede provocar neurotoxicidad.
  4. Aspartato: Similar al glutamato, el aspartato actúa como neurotransmisor excitador, aunque su papel específico en el sistema nervioso aún no está completamente comprendido.
Clase IV: Óxido nítrico (NO)

El óxido nítrico es un neurotransmisor gaseoso que actúa como un mensajero retrogrado, modulando la liberación de otros neurotransmisores y participando en la regulación del flujo sanguíneo, la memoria y la plasticidad sináptica.

 

Neuropéptidos, transmisores de acción lenta o factores de crecimiento

Los neuropéptidos son moléculas más grandes que los neurotransmisores clásicos, compuestas por cadenas de aminoácidos, y su función como transmisores sinápticos se caracteriza por una acción más lenta y prolongada. Estos neuropéptidos, así como otros factores de crecimiento y hormonas liberadoras, desempeñan roles cruciales en la regulación de diversas funciones fisiológicas y comportamentales.

Hormonas liberadoras hipotalámicas
  1. Hormona liberadora de tirotropina (TRH): Estimula la liberación de hormona estimulante de la tiroides (TSH) de la glándula pituitaria, lo que a su vez activa la producción de hormonas tiroideas que regulan el metabolismo.
  2. Hormona liberadora de hormona luteinizante (LHRH): Actúa sobre la glándula pituitaria para estimular la liberación de hormona luteinizante (LH) y hormona folículo-estimulante (FSH), que regulan la función reproductiva.
  3. Somatostatina: También conocida como factor inhibidor de la hormona de crecimiento, la somatostatina regula la liberación de hormona de crecimiento y otras hormonas gastrointestinales, así como la función del sistema nervioso central.
Péptidos hipofisarios
  1. Hormona adrenocorticotropa (ACTH): Estimula la producción y liberación de glucocorticoides por la glándula suprarrenal, desempeñando un papel en la respuesta al estrés y la regulación del metabolismo.
  2. β-endorfina: Actúa como un analgésico natural y está involucrada en la regulación del dolor, el estado de ánimo y la adicción.
  3. Hormona estimuladora de los melanocitos (MSH): Regula la pigmentación de la piel y tiene efectos en la regulación del apetito y el metabolismo.
Péptidos que actúan sobre el intestino y el encéfalo
  1. Leucina-encefalina y Metionina-encefalina: Actúan como analgésicos endógenos y están involucrados en la regulación del dolor y el sistema opiáceo endógeno.
  2. Sustancia P: Implicada en la transmisión del dolor y la inflamación, así como en la regulación de la función gastrointestinal y el comportamiento emocional.
  3. Gastrina y Colecistocinina: Regulan la función del tracto gastrointestinal, incluida la secreción ácida gástrica y la motilidad.
  4. Polipéptido intestinal vasoactivo (VIP): Actúa como neurotransmisor y hormona, participando en la regulación del flujo sanguíneo gastrointestinal, la secreción de agua y electrolitos, y la función inmunológica.
Factores de crecimiento y péptidos del sueño
  1. Factor de crecimiento nervioso (NGF) y Factor neurotrófico derivado del cerebro (BDNF): Promueven la supervivencia, el crecimiento y la diferenciación de las neuronas, así como la plasticidad sináptica y la neurogénesis.
  2. Neurotensina: Tiene múltiples funciones en el sistema nervioso central y periférico, incluyendo la regulación del apetito, el estrés y la función cardiovascular.
  3. Insulina y Glucagón: Hormonas pancreáticas que regulan los niveles de glucosa en sangre y el metabolismo de carbohidratos y lípidos.
  4. Calcitonina: Regula el metabolismo del calcio y el fosfato, y tiene efectos en la homeostasis ósea y la función renal.
Péptidos procedentes de otros tejidos
  1. Angiotensina II: Regula la presión arterial y la homeostasis del agua y electrolitos, además de tener efectos en la función renal y cardiovascular.
  2. Bradicinina: Implicada en la regulación de la presión arterial, la inflamación y la sensación de dolor.
  3. Carnosina: Tiene propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, y se ha relacionado con la protección neuronal y la función cognitiva.

 

 

Homo medicus


 
Anatomía del hígado

Anatomía del hígado

Síguenos en X: @el_homomedicus  y @enarm_intensivo    

🟥     🟪     🟨     🟧     🟩     🟦

APRENDER CIRUGÍA

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en los medios sociales!

Avatar del usuario

Homo medicus

Conocimiento médico en evolución...

También te podría gustar...