Trastornos de la piel

Trastornos de la piel
Trastornos de la piel

La piel es el órgano más grande del cuerpo humano y está compuesta por una serie de tejidos y tipos de células que trabajan juntos para proteger el cuerpo contra lesiones externas y mantener la homeostasis interna. La piel ilesa es esencial para proteger al organismo contra lesiones externas debido a su barrera física, células inmunitarias, capa externa resistente, fibras de colágeno y elastina y glándulas protectoras. Cuidar adecuadamente la piel y mantenerla sana es importante para garantizar su capacidad anatómica y funcional.

La piel es un órgano complejo que está expuesto constantemente a factores externos como el sol, los cambios de temperatura, la contaminación, el viento y otros agentes irritantes. Además, la piel también es vulnerable a una serie de trastornos y enfermedades que pueden surgir debido a factores internos, como trastornos autoinmunitarios, inmunodeficiencias, cambios hormonales y genéticos. Como resultado, la piel puede verse afectada por una amplia variedad de alteraciones, que se describen a continuación:

  • Trastornos inflamatorios: La piel es susceptible a una serie de trastornos inflamatorios, como la dermatitis atópica, el eczema, la psoriasis y la urticaria. Estos trastornos pueden causar síntomas como enrojecimiento, picazón, inflamación y descamación de la piel.
  • Lesiones mecánicas y térmicas: La piel también puede sufrir lesiones debido a factores mecánicos, como cortes, raspaduras, quemaduras y abrasiones. Estas lesiones pueden causar dolor, inflamación y cicatrices. Además, la piel puede ser afectada por lesiones térmicas, como las quemaduras solares, que pueden dañar la piel y aumentar el riesgo de cáncer de piel.
  • Enfermedades infecciosas: La piel es vulnerable a una serie de enfermedades infecciosas causadas por virus, bacterias, hongos y otros organismos. Estas enfermedades pueden variar desde infecciones leves, como la tiña y la impétigo, hasta infecciones graves, como la celulitis y el herpes zóster.
  • Tumores benignos y malignos: La piel es susceptible a una amplia variedad de tumores benignos y malignos, que pueden ser causados por factores internos, como cambios genéticos y hormonales, así como por factores externos, como la exposición al sol. Los tumores benignos incluyen los lunares y los quistes, mientras que los tumores malignos incluyen el carcinoma basocelular, el carcinoma de células escamosas y el melanoma.

 

 

 

Homo medicus

 


 

Guías de estudio. Homo medicus.

Guías de estudio. Homo medicus.

 

 

 

 
Anatomía del hígado

Anatomía del hígado

Síguenos en X: @el_homomedicus  y @enarm_intensivo    

🟥     🟪     🟨     🟧     🟩     🟦

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en los medios sociales!

Avatar del usuario

Homo medicus

Conocimiento médico en evolución...

También te podría gustar...