Cambios en la función renal durante el embarazo

Cambios en la función renal durante el embarazo
Cambios en la función renal durante el embarazo

El embarazo implica una orquestación notable de cambios fisiológicos. Los riñones son actores centrales en el entorno hormonal en evolución del embarazo, respondiendo y contribuyendo a los cambios en el entorno de la mujer embarazada y el feto. 

El impacto funcional del embarazo en la fisiología renal es generalizado, involucrando prácticamente todos los aspectos de la función renal. La tasa de filtración glomerular aumenta un 50% con la consiguiente disminución de los valores de creatinina sérica, urea y ácido úrico. 

El umbral para la sed y la secreción de hormona antidiurética están deprimidos, lo que da como resultado una osmolalidad y niveles séricos de sodio más bajos. La presión arterial cae aproximadamente 10 mmHg en el segundo trimestre a pesar de un aumento en el volumen intravascular de 30% a 50%.

El sistema urinario sufre varios cambios notables en el embarazo. El tamaño del riñón crece aproximadamente 1 centimetro. Tanto la tasa de filtrado glomerular como el flujo plasmático renal incrementan temprano en el embarazo.

El filtrado glomerular aumenta hasta 25% en embarazadas al llegara a la segunda semana de gestación y 50% en el comienzo del segundo trimestre.

El flujo plasmático renal se incrementa cerca de 80% antes del final del primer trimestre de embarazo.

Como consecuencia de los niveles de filtrado glomerular elevados durante el embarazo, aproximadamente 60% de las nulíparas durante el tercer trimestre experimentan una frecuencia urinaria aumentada y 80% experimenta nicturia.

Los niveles de creatinina sérica disminuyen durante el embarazo normal de una media de 0.7 a 0.5 mg/dL. Los valores de 0.9 mg/dL o más sugieren una enfermedad renal subyacente.

La glucosuria puede estar presente de manera normal durante el embarazo debido a la tasa de filtrado glomerular incrementado, junto con la capacidad de reabsorción tubular alterada para la glucosa filtrada.

Debido a la hiperfiltración renal y la posible reducción de la reabsorción tubular, la proteinuria durante el embarazo por lo general se considera significativa una vez que se alcanza un umbral de excreción de proteínas de al menos 300 mg/d.

Después de que el útero se eleva completamente de la pelvis, descansa sobre los uréteres. Esto los desplaza lateralmente y los comprime en el borde pélvico. Por encima de este nivel, los resultados del tono intraureteral elevado y la dilatación ureteral son impresionantes.

 

 

 

Homo medicus

 


 

Fuente: F. Gary Cunningham, et al. Williams Obstetricia. 25ed. McGraw Hill. 2019

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en los medios sociales!

Homo medicus

Conocimiento médico en evolución...

También te podría gustar...