Características generales de los fármacos

Características generales de los fármacos
Características generales de los fármacos

Farmacología se refiere al estudio de sustancias que interactúan con los sistemas vivos a través de procesos químicos.

Clasificación según sus efectos generales

Los fármacos son sustancias cuyos efectos que pueden clasificarse como:

  • Terapéuticos
  • Tóxicos

La farmacología médica se refiere al estudio de las sustancias utilizadas para prevenir, diagnosticar y tratar enfermedades.

La toxicología es la rama de la farmacología que se ocupa de los efectos indeseables de los productos químicos en los sistemas vivos, desde las células individuales hasta los humanos y los ecosistemas complejos.

Todas las sustancias pueden ser tóxicas en determinadas circunstancias. Cualquier sustancia puede ser nociva si se toma en la dosis incorrecta.

Los venenos son fármacos que tienen efectos casi exclusivamente dañinos.

Las toxinas se definen como venenos de origen biológico, es decir, sintetizados por plantas o animales.

 

La farmacogenómica estudia la relación de la composición genética del individuo con su respuesta a fármacos específicos.

 

Características

Fármaco: puede definirse como cualquier sustancia que provoca un cambio en la función biológica a través de sus acciones químicas.

Las moléculas de los fármacos  se comportan como agonistas, al activar, o antagonista, al inhibir, cuando interactúan con una molécula blanco específica llamada receptor que desempeña un papel regulador en el sistema biológico.

Para interactuar químicamente con su receptor, una molécula de fármaco debe tener el tamaño, la carga eléctrica, la forma y la composición atómica adecuados.

Un fármaco útil debe tener las propiedades necesarias para ser transportado desde su sitio de administración a su sitio de acción.

Un fármaco práctico debe ser inactivado o excretado del cuerpo a una velocidad razonable para que su acción tenga la duración adecuada.

Los fármacos pueden ser:

  • sólidos
  • líquidos
  • gaseosos

Los fármacos pueden pertenecer a diversas clases de compuestos orgánicos como carbohidratos, proteínas, lípidos y otros compuestos más pequeños como RNA.

Los fármacos pueden ser elementos inorgánicos como por ejemplo, el litio, el hierro y los metales pesados.

Muchos fármacos orgánicos son ácidos o bases débiles y las diferencias de pH en los diversos compartimientos del cuerpo pueden alterar el grado de ionización de estos.

El tamaño molecular de los fármacos puede variar desde muy pequeño a muy grande pero la mayoría de los fármacos tienen pesos moleculares entre 100 y 1 000.

Los fármacos muy grandes (generalmente proteínas) a menudo se deben administrar directamente en el compartimiento donde tienen su efecto.

Características que permiten la interacción fármaco-receptor

Los fármacos interactúan con los receptores por medio de fuerza químicas o enlaces de tres tipos principales:

  • covalente
  • electrostático
  • hidrofóbico

 

Los enlaces covalentes son muy fuertes y en muchos casos no reversibles en condiciones biológicas.

La unión electrostática es mucho más común que los enlaces covalentes en las interacciones fármaco-receptor. Los enlaces electrostáticos son más débiles que los enlaces covalentes.

Los enlaces hidrófobos suelen ser bastante débiles.

Un fármaco de acción corta altamente selectivo para un receptor particular, utilizará una molécula que forme enlaces más débiles, evitando los enlaces covalentes.

La forma de una molécula del fármaco debe permitir la unión a su sitio receptor.

 

Homo medicus

 


 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en los medios sociales!

Homo medicus

Conocimiento médico en evolución...

También te podría gustar...