¿Cuál es la función de la Inmunoglobulina E y los mastocitos en la alergia?

¿Cuál es la función de la Inmunoglobulina E y los mastocitos en la alergia?
¿Cuál es la función de la Inmunoglobulina E y los mastocitos en la alergia?

Las personas con trastornos alérgicos como dermatitis atópica (eccema), rinitis alérgica (fiebre del heno), alergia alimentaria y asma alérgica (o atópica) pueden experimentar signos y síntomas agudos de enfermedad a los pocos minutos de la exposición a los alérgenos asociados. Sin embargo, estas personas también suelen desarrollar cambios a largo plazo en los tejidos afectados, a menudo llamados remodelación tisular, después de la exposición repetida a estos alérgenos durante períodos de semanas a años.

Los anticuerpos de inmunoglobulina E (IgE) y los mastocitos se relacionan estrechamente con la fisiopatología de la anafilaxia y otras reacciones alérgicas agudas.

Los anticuerpos IgE específicos de antígeno y los mastocitos, una de las principales células efectoras de la alergia, puede ser crucial para el desarrollo de las manifestaciones agudas de estos trastornos alérgicos.

 

La IgE…

..así como los mastocitos, también son impulsores clave de los cambios fisiopatológicos a largo plazo y la remodelación tisular que se asocian con la inflamación alérgica crónica en el asma y otros trastornos, los cambios tisulares crónicos a largo plazo explican gran parte de la morbilidad de estas enfermedades.

La activación dependiente de antígeno de los mastocitos tisulares que tienen IgE específica unida a su superficie es el evento central en las reacciones alérgicas agudas.

La IgE, el isotipo de inmunoglobulina con la concentración más baja en la circulación, es incapaz de fijar el complemento y tiene poca capacidad para atravesar la placenta. Sus concentraciones plasmáticas pueden estar elevadas en algunas personas con enfermedades alérgicas o infecciones parasitarias.

La IgE media las funciones biológicas principalmente al unirse a receptores que se expresan en mastocitos y otras células hematopoyéticas. La unión de antígeno específico a las células cebadas y otras células efectoras a liberan mediadores en respuesta a encuentros posteriores con ese antígeno específico o con antígenos de reacción cruzada.

La unión de inmunocomplejos antígeno-IgE amplifican las respuestas inmunitarias asociadas a IgE al facilitar la presentación del antígeno.
La función más importante de la IgE en las enfermedades alérgicas es su capacidad para sensibilizar a los mastocitos para que liberen mediadores biológicamente activos de una manera específica de antígeno.

Los mastocitos…

…se distribuyen a través de prácticamente todos los tejidos vascularizados sobre todo en las superficies corporales, incluido el epitelio de las vías respiratorias.

Los mastocitos y las células dendríticas son una de las primeras células inmunes en interactuar con alérgenos y otras sustancias provenientes del medio ambiente.

Los mastocitos maduros normalmente no circulan en la sangre. Los precursores de mastocitos circulantes derivados de células madre hematopoyéticas migran a los tejidos periféricos donde se instalan para completar su diferenciación y maduración.
Los mastocitos son células pueden ser regulados por muchos factores cuyas concentraciones locales pueden cambiar en los sitios de respuestas inmunes innatas o adaptativas.

Reacción alérgica

Para que se desarrolle un proceso alérgico mediado por IgE ocurren dos fases: la fase de sensibilización, en la que el alérgeno entra en contacto por primera vez con el organismo produciendo un aumento de IgE específica hacia ese alérgeno, que posteriormente se une a las células cebadas (mastocitos), y la fase efectora, que ocasiona la inflamación alérgica, en la que de nuevo se entra en contacto el alérgeno y este interactúa con la IgE de las células cebadas sensibilizadas en las mucosas, lo que da lugar a la degranulación de la célula con la liberación de histamina, leucotrienos y otros mediadores químicos con funciones sobre varias células efectoras, incluídos: eosinófilos, linfocitos, basófilos, células epiteliales y células dendríticas; desencadenando los síntomas alérgicos con la consecuente inflamación tisular, remodelación y cronicidad.

La IgE, al igual que otras sustancias endógenas o exógenas, estimulan a los mastocitos para producir diversos mediadores que pueden promover o regular negativamente la inflamación e influir en la remodelación y función de los tejidos.

En una persona alérgica, cuyos mastocitos tisulares y otros tipos de células ya tienen antígenos IgE específicos, la reexposición al antígeno desencadena que los mastocitos y los basófilos inicien eventos de señalización complejos que finalmente resultan en la secreción de un grupo diverso de productos biológicamente activos que son liberadas por los mastocitos a los pocos minutos de la exposición al antígeno.

  • histamina
  • serotonina
  • proteasas
  • proteoglicanos
  • mediadores derivados de lípidos
  • citocinas
  • quimiocinas

 

 

En conjunto, los mediadores liberados poco después de la desgranulación de mastocitos inducida por antígenos e IgE inducen una respuesta denominada reacción de hipersensibilidad inmediata (o fase temprana) minutos después de su liberación.

La respuesta localizada en las vías respiratorias se caracteriza por un aumento de la permeabilidad vascular, la contracción del músculo liso de las vías respiratorias y una mayor secreción de moco resultando en una reducción aguda del flujo de aire y sibilancias.
La respuesta es sistémica, puede resultar en anafilaxia.

En algunos individuos, se desarrolla una segunda fase de inflamación, denominada reacción de fase tardía, en el sitio de la exposición al antígeno, que suele comenzar unas horas después de la exposición al antígeno.

Los mastocitos previamente activados durante la fase inicial de la reacción secretan mediadores que pueden orquestar el reclutamiento, la infiltración tisular y la activación funcional de los leucocitos circulantes, incluidos granulocitos como eosinófilos, basófilos y neutrófilos, así como monocitos y células T , lo que aumenta sustancialmente la diversidad de los impulsores celulares de la inflamación en el lugar de la exposición al antígeno.

Los mastocitos pueden ser una fuente de mediadores que contribuyen al inicio de reacciones de fase tardía . La IgE puede tener efectos sobre la supervivencia o función de los mastocitos.

Muchas funciones potencialmente clave de la IgE y los mastocitos en los trastornos alérgicos pueden reflejar las acciones de cada uno de estos dos efectores que se pueden realizar en gran medida de forma independiente del otro aunque la IgE y los mastocitos no son los únicos que contribuyen a la patología en las enfermedades alérgicas.

 

 

 

Homo medicus

 


 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Si te fue útil la información comparte...

Homo medicus

Conocimiento médico en evolución...

También te podría gustar...