¿Cuáles son los síntomas cardinales de las enfermedades respiratorias?

¿Cuáles son los síntomas cardinales de las enfermedades respiratorias?
¿Cuáles son los síntomas cardinales de las enfermedades respiratorias?

La presencia de disnea y tos puede indicar una amplia variedad de condiciones, y el diagnóstico preciso requiere una evaluación médica exhaustiva. Además, es importante destacar que estos síntomas pueden estar interrelacionados, y su presencia simultánea podría sugerir ciertas condiciones específicas

 

Enfermedades respiratorias

La mayor parte de las enfermedades del aparato respiratorio entran en una de tres categorías principales:

  • enfermedades pulmonares obstructivas
  • trastornos restrictivos
  • anomalías vasculares.

Las primeras son muy frecuentes y comprenden sobre todo trastornos de las vías respiratorias, como asma, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), bronquiectasias y bronquiolitis.

Las enfermedades que producen fisiopatología restrictiva son las enfermedades pulmonares parenquimatosas, las anomalías de la pared torácica y la pleura, así como las enfermedades neuromusculares.

Los trastornos de la vasculatura pulmonar son embolia pulmonar, hipertensión pulmonar y enfermedad pulmonar venooclusiva.

Existen procesos infecciosos y neoplásicos que pueden afectar el aparato respiratorio y producir multitud de signos patológicos, incluidos los de las tres categorías mencionadas.

Los trastornos también se agrupan por anomalías del intercambio gaseoso, como alteraciones hipóxicas, hipercapnia o combinadas. Sin embargo, muchas neumopatías no manifiestan anomalías del intercambio gaseoso.

El estudio del paciente con enfermedad del aparato respiratorio empieza con una anamnesis y exploración física completa. Muchos pacientes se someterán después a pruebas de función pulmonar, además de obtenerse imágenes torácicas, análisis de sangre y esputo, una variedad de estudios serológicos y microbiológicos, y procedimientos diagnósticos como la broncoscopia.

 

Síntomas cardinales de las enfermedades respiratorias

Los síntomas cardinales de la enfermedad respiratoria son la disnea y la tos. La disnea tiene muchas causas; algunas no se deben a la patología pulmonar de forma predominante. Los individuos con neumopatía obstructiva a menudo se quejan de “opresión en el pecho” o de “imposibilidad para hacer respiraciones profundas”, en tanto que los pacientes con insuficiencia cardiaca congestiva refieren más bien “falta de aire” o sensación de sofocación.

El tiempo de inicio y la duración de la disnea ayudan a corroborar la etiología.

  • La falta de aliento aguda se asocia en general con cambios fisiológicos repentinos, como edema de laringe, broncospasmo, infarto del miocardio, embolia pulmonar o neumotórax.
  • Los enfermos con EPOC y fibrosis pulmonar idiopática experimentan una progresión gradual de la disnea de esfuerzo, marcada con exacerbaciones agudas de falta de aliento.
  • La mayoría de los asmáticos tiene una respiración normal la mayor parte del tiempo, aunque presenta episodios recurrentes de disnea, casi siempre asociados a desencadenantes específicos, como una infección de las vías respiratorias superiores o exposición a alérgenos.

La anamnesis debe centrarse en los factores que desencadenan la disnea, así como en situaciones que ayuden a resolver la falta de aliento del paciente.

Muchos individuos con neumopatías refieren disnea con el esfuerzo. Determinar cuánta actividad ocasiona la falta de aire permite al médico calcular el nivel de discapacidad del enfermo.

Es importante, sobre todo en los ancianos, describir las actividades que realizan y cómo han cambiado con el tiempo. La disnea de esfuerzo es un síntoma a menudo temprano de enfermedad pulmonar o cardiaca subyacente.

En el caso de tos, el médico debe preguntar cuánto dura, si se acompaña o no de producción de esputo y si hay algún desencadenante específico que la induzca.

Una tos aguda productora de flema es un síntoma de infección del aparato respiratorio, como procesos que afectan las vías respiratorias superiores, las vías respiratorias inferiores y el parénquima pulmonar.

Síntomas cardinales de las enfermedades respiratorias

Síntomas cardinales de las enfermedades respiratorias

Se debe determinar tanto la cantidad como la calidad del esputo, incluso si tiene rastros de sangre o si es francamente hemático.

La tos crónica, definida como persistente pos más de 8 semanas, se asocia con frecuencia a neumopatías obstructivas, en particular asma y bronquitis crónica, así como enfermedades “no respiratorias”, como reflujo gastroesofágico y goteo retronasal.

Las enfermedades pulmonares parenquimatosas difusas, en especial la fibrosis pulmonar idiopática, a menudo se presentan con tos persistente no productiva. Al igual que la disnea, no todas las causas de tos tienen un origen respiratorio; en la valoración se debe considerar un amplio diagnóstico diferencial que incluya enfermedades cardiacas y gastrointestinales, así como causas psicógenas.

Los pacientes con neumopatía pueden quejarse de sibilancias, lo que sugiere enfermedad de vías respiratorias, en particular asma.

La hemoptisis puede ser síntoma de una variedad de neumopatías, como infecciones de vías respiratorias, carcinoma broncógeno y embolia pulmonar.

El dolor o incomodidad en el pecho es de origen respiratorio. Como el parénquima pulmonar no está inervado con fibras sensibles al dolor, el dolor torácico derivado de trastornos respiratorios suele deberse a enfermedades de la pleura parietal, o a neumopatías vasculares.

Muchas enfermedades pulmonares pueden producir aumento de presión en las cavidades derechas del corazón, los pacientes pueden presentar también síntomas de cardiopatía pulmonar, como meteorismo o distensión abdominal y edema de extremidades inferiores.

 

 

 

Homo medicus

 


 

 

 

 

 
Anatomía del hígado

Anatomía del hígado

Síguenos en X: @el_homomedicus  y @enarm_intensivo    

🟥     🟪     🟨     🟧     🟩     🟦

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en los medios sociales!

Avatar del usuario

Homo medicus

Conocimiento médico en evolución...

También te podría gustar...