Huesos del cráneo: esfenoides

Huesos del cráneo: esfenoides
Huesos del cráneo: esfenoides

Se trata de un hueso impar,  simétrico, situado en la línea media insertado como una cuña en la base del cráneo, entre los huesos que lo rodean.

Para su estudio se describe las siguientes partes:

  • cuerpo
  • las alas menores
  • las alas mayores
  • las apófisis pterigoides

Cuerpo
  • El cuerpo es impar situado en la línea media, en el se distinguen seis vistas:

Vista superior: forma parte de las fosas craneales unas salientes en la superficie permiten distinguir tres porciones: anterior, media y posterior

    • Parte anterior: formada por la lámina de unión de las alas menores: el yugo esfenoidal. El yugo esfenoidal esta limitado adelante por un borde delgado que se articula con la lámina cribosa del etmoides y atrás, por el limbo esfenoidal; lateralmente, se continúa con la cara superior de las alas menores; en el plano medio, una ligera cresta se continúa con la cresta del etmoides; a los lados hay una superficie lisa algo cóncava, formando surcos que corresponden al giro recto del lóbulo frontal y a los tractos olfatorios.
    • Parte media: por detrás del yugo esfenoidal, hay un surco transversal, el surco prequiasmático, que termina a ambos lados en los conductos ópticos, en la base de las alas menores. Por detrás del surco prequiasmático se encuentra una depresión de concavidad sagital muy marcada, donde se aloja la hipófisis; es la fosa hipofisaria de la silla turca. Esta se continúa hacia las caras laterales del cuerpo y una pequeña cresta, a ambos lados, la separa del surco carotídeo. La parte posterior de la silla turca está formada por la cara anterior del dorso de la silla turca.
    • Parte posterior: constituida por el dorso de la silla turca, presenta: un borde superior cóncavo en cuyos extremos se encuentran las apófisis clinoides posteriores que, juntamente con las apófisis clinoides anteriores de las alas menores, delimitan la silla turca. En los bordes laterales del dorso de la silla hay dos surcos: uno superior para los nervios oculomotor y abducens, y otro inferior, para el seno petroso inferior. El borde inferior del dorso de la silla se continúa con la porción basilar del hueso occipital.

Vista inferior: esta parte corresponde a la nasofaringe.

    • Presenta en el plano medio una cresta saliente que forma el pico esfenoidal, que se articula con el borde superior del vómer, constituyendo el canal esfenovomeriano mediano.
    • A los lados del pico esfenoidal hay una superficie lisa triangular de base medial forma la parte más posterior del techo de las cavidades nasales.
    • Lateralmente en esta vista  se implantan las apófisis  pterigoides.

Vista anterior: forma parte de las cavidades nasales.

    • En la línea mediana se observan: la cresta esfenoidal.
    • La cresta esfenoidal se articula con el borde posterior de la lámina perpendicular del etmoides.
    • A los lados de la cresta esfenoidal hay un canal vertical donde se abren los senos esfenoidales.
    • Lateral mente en esta cara se observan las hemiceldillas esfenoidales que, en un cráneo articulado, completan junto con las hemiceldillas etmoidales: las celdillas etmoidales posteriores.

Vista posterior: se articula firmemente con la porción basilar del occipital.

Vistas laterales: en ellas se destacan las alas del esfenoides.

    • Por encima de la base de implantación del ala mayor, se observa un canal en “S” llamado: surco carotídeo.
    • El surco carotídeo representa la impresión de la arteria carótida interna,.
    • Entre las alas mayor y menor, la cara lateral forma el borde interno de la fisura orbitaria superior.
    • Alas menores son triangulares, de base medial y horizontales, se implantan a ambos lados del cuerpo del esfenoides por medio de dos raíces: superior y posteroinferior.
    • Las raíces de implantación de las alas menores delimitan el conducto óptico, por donde pasan hacia la órbita el nervio óptico y la
      arteria oftálmica.
    • La cara superior de las alas menores del esfenoides forma parte de la fosa craneal anterior.
    • La cara inferior de las alas menores del esfenoides, constituye la parte más posterior de la pared superior de la cavidad orbitaria y
      el borde superior de la fisura orbitaria superior.
    • El borde anterior de las alas menores del esfenoides se articula con la porción orbitaria del frontal y con una parte de la lámina cribosa del etmoides.
      El borde posterior forma la apófisis clinoides anterior, en el vértice se inserta la tienda del cerebelo.

Alas mayores

Prolongan la parte lateroinferior del cuerpo del esfenoides. Se describen 3 caras y 4 bordes:

Cara cerebral: es cóncava, pertenece a la fosa craneal media; es estrecha de adelante hacia atrás y recibe al polo temporal del cerebro.

Cara orbitaria: es de forma cuadrilátera, está orientada anteromedialmente y contribuye a formar la pared lateral de la cavidad orbitaria.

Cara exocraneal: se encuentra dividida en dos por la cresta infratemporal, una parte superior que corresponde a la cara temporal y otra inferior que corresponde a la cara infratemporal o cigomática.

Borde cigomático: se articula con el hueso cigomático.

Bordes frontal y parietal: se articulan con el borde esfenoidal del frontal y con el borde escamoso del parietal, respectivamente.

Borde escamoso: se articula con la porción escamosa del temporal. Este borde al unirse con el borde medial de las alas mayores dan forma a la espina del esfenoides, sobre la cual se inserta el ligamento esfenomandibular .

Borde medial: está unido medialmente al cuerpo del esfenoides y se articula por detrás con la porción petrosa del temporal.

    • En la unión con el esfenoides se pueden observar algunos orificios y hendiduras.
    • La fisura orbitaria superior separa el ala mayor de la menor. Ancha medialmente, da paso a los nervios oculomotor, troclear y abducens, a las 3 ramas del nervio oftálmico y a la vena oftálmica
    • El foramen redondo da paso al nervio maxilar.
    • El foramen oval  por donde pasan el nervio mandibular y la rama accesoria de la arteria meníngea media.
    • El foramen espinoso por donde pasa la arteria meníngea media.
    • El foramen venoso  situado en sentido medial al foramen oval, por donde pasa una vena emisaria.
    • El foramen petroso situado algo atrás y medial al foramen espinoso por donde pasa el nervio petroso menor.

Apófisis pterigoides

Se implantan en la cara inferior del cuerpo del esfenoides por medio de dos raíces: una medial y otra lateral. Entre estas raíces pasa el conducto pterigoideo por el que transcurren el nervio del conducto pterigoideo y los vasos pterigoideos.

Las raíces del apófisis pterigoides se prolongan hacia abajo en forma de dos láminas:

  • Lámina medial: lámina cuadrilátera ligeramente cóncava en sentido medial, desciende hacia el paladar óseo. Su cara medial
    corresponde a la parte más profunda de la pared lateral de las cavidades nasales. Su cara lateral forma la pared medial de la fosa
    pterigoidea; en su parte superior se observa la fosa escafoidea, en la cual se inserta el músculo tensor del velo del paladar.

    • Apófisis vaginal: se desprende de la raíz de la lámina medial se dirige en sentido medial, constituye con el cuerpo del esfenoides un surco que en unión con el borde del ala del hueso vómer se transforma en conductollamado: conducto vomerovaginal.
    • Conducto palatovaginal:  se forma con la cara inferior de la apófisis vaginal articulada  con la apófisis esfenoidal del hueso palatino.
    • El borde inferior de la lámina medial termina en el gancho de la apófisis pterigoides.
    • El borde posterior de la lámina medial es delgado y cortante, presenta en la parte superior una incisura que corresponde al
      pasaje de la trompa auditiva.
  • Lámina lateral: es de forma cuadrilátera, inclinada en sentido lateral.
    • la cara medial forma la pared lateral de la fosa pterigoidea.
    • la cara lateral, orientada en sentido lateral y anterior, da inserción a la cabeza inferior del músculo pterigoideo lateral.
    • el borde posterior es cóncavo, separa los dos músculos pterigoideos, en su parte media presenta una saliente: la apófisis pterigoespinosa.
  • Las láminas lateral y medial se separan hacia atrás delimitando la fosa pterigoidea y se fusionan por delante formando un borde grueso. En su mitad superior, este borde es libre y limita hacia atrás la pared posterior de la fosa pterigopalatina
  • La fosa pterigoidea: está  comprendida entre las dos láminas medial y lateral de la apófisis pterigoides, es más profunda en la parte inferior; su pared medial presenta rugosidades y crestas de inserción para el músculo pterigoideo interno.
  • . Esta tiene forma de canal y prolonga hacia abajo la abertura pterigopalatina del conducto pterigoideo. En la parte inferior, este canal se continúa con dos surcos: uno en la cara posterior de la apófisis esfenoidal del palatino y otro en la cara nasal del maxilar. Se forma así el conducto (canal) palatino mayor, por donde pasan los nervios y los vasos palatinos mayores.
  • La escotadura pterigoidea, en la cual se articula la apófisis piramidal del palatino se forma en los bordes de ambas láminas fusionadas

 

Senos esfenoidales
  • El esfenoides está formado por láminas de tejido compacto que limitan cavidades o senos esfenoidales.
  • Los senos esfenoidales se localizan por debajo de la silla turca y del surco prequiasmático, se encuentran separados entre sí por el tabique intersinusal esfenoidal.
  • Los senos esfenoidales se abren en el receso esfenoetmoidal de ambas cavidades nasales.

 

 

Homo medicus

 


 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Homo medicus

Conocimiento médico en evolución...

También te podría gustar...