Prevención contra enfermedades infecciosas

Prevención contra enfermedades infecciosas
Prevención contra enfermedades infecciosas
Niveles de prevención

La medicina preventiva puede clasificarse como primaria, secundaria o terciaria. La prevención primaria se centra en la eliminación o la reducción de factores de riesgo de los trastornos. La prevención secundaria promueve la detección temprana de padecimientos o estados precursores. Las medidas de prevención terciaria tienen como objetivo limitar los efectos de la enfermedad establecida.

 

Acciones de prevención
  • La disminución de la incidencia y de las tasas de mortalidad de enfermedades infecciosas se atribuye a acciones preventivas encabezadas principalmente por inmunizaciones, mejores condiciones de higiene y mejor nutrición.

 

  • Las inmunizaciones son aún el mejor medio para evitar muchas enfermedades infecciosas.

 

  • La vacuna contra la gripe se recomienda en todos los individuos a partir de los seis meses y en los adultos especialmente Cuando el suministro de vacunas es escaso, se debe los adultos de 50 años y mayores, los individuos con enfermedad crónica o inmunodepresión y las embarazadas.

 

  • La vacuna de sarampión, parotiditis y rubéola en adultos se aplica en una dosis para adultos de 18 años y dos dosis a mayores con alto riesgo de exposición y transmisión como el personal sanitario.

 

  • La vacuna de conjugado neumocócico se recomienda en adultos de 65 años de edad y mayores.

 

  • La vacuna del tétanos, difteria y tos ferina se aplica en una sola dosis para adultos de 19 a 64 años.

 

  • La vacuna contra hepatitis A y la inmunoglobulina ofrecen protección contra la hepatitis A.

 

  • La vacuna contra la hepatitis B se administra en una serie de tres dosis a todos los niños de 0 a 18 años y personas expuestas a alto riesgo como personal asistencial, usuarios de drogas intravenosas, personas con nefropatías terminales y diabéticos.

 

  • Las vacunas contra el virus del papiloma humano (HPV) pueden reducir la tasa de neoplasias intraepiteliales cervicouterinas con tres dosis de vacuna para niñas de 11 a 12 años idealmente pero puede aplicarse a las mujeres hasta los 26 años de edad.

 

  • La vacuna contra el virus del papiloma humano (HPV) se aplica también en tres dosis para varones de 11 o 12 años de edad, hasta los 21 años de edad. En homosexuales, y personas con inmunodepresión hasta los 26 años de edad. Produce protección indirecta para la mujer al reducir la transmisión de HPV, además de prevenir la neoplasia intraepitelial anal y el carcinoma epidermoide en varones homo sexuales.

 

  • La detección sistemática de clamidia se debe realizar en mujeres con vida sexual activa de 24 años de edad y menores, además de las mujeres mayores que se encuentran en riesgo.

 

  • El contacto sexual es un mecanismo común de transmisión de Virus de la Inmunodeficiencia Humana por lo que la prevención primaria se enfoca en la eliminación de las conductas sexuales de alto riesgo al favorecer la abstinencia, el inicio tardío de la actividad sexual, la disminución del número de parejas sexuales y el uso de preservativos de látex.

 

  • En pacientes inmunodeprimidos están contraindicadas las vacunas de virus vivos como en individuos con infección por VIH sintomáticos.

 

  • La vacuna de la varicela se utiliza en una sola dosis subcutánea (0.65ml) para toda persona de 60 años o mayor para la prevención del herpes zóster pues reduce de forma considerable la incidencia de herpes zóster y la neuralgia en este grupo de edad.

 

 

Homo medicus

 


 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Si te fue útil la información comparte...

Homo medicus

Conocimiento médico en evolución...

También te podría gustar...