Concepto de diabetes mellitus

Concepto de diabetes mellitus
Concepto de diabetes mellitus

La diabetes mellitus comprende un grupo de trastornos metabólicos frecuentes que comparten el fenotipo de la hiperglucemia. Existen varios tipos diferentes de diabetes mellitus resultado de una interacción compleja entre genética y factores ambientales.

De acuerdo con la causa de la diabetes mellitus, los factores que contribuyen a la hiperglucemia pueden ser:

  • deficiencia de la secreción de insulina
  • disminución de la utilización de glucosa
  • aumento de la producción de glucosa.

El trastorno de la regulación metabólica que acompaña a la diabetes mellitus provoca alteraciones fisiopatológicas secundarias en muchos sistemas orgánicos.

La diabetes mellitus se clasifica con base en el proceso patógeno que culmina en hiperglucemia. Las dos categorías amplias de la diabetes mellitus se designan tipo 1 y tipo 2. Sin embargo hay otras formas de diabetes, en las cuales se comprende mejor la patogenia molecular y puede asociarse con un único defecto genético.

Estas otras formas de diabetes pueden compartir características de la diabetes mellitus tipo 1 o 2. La diabetes mellitus tipo 1 se desarrolla como consecuencia de una respuesta autoinmunitaria contra las células beta productoras de insulina, lo que ocasiona una deficiencia completa o casi total de insulina.

La diabetes mellitus tipo 2 es un grupo heterogéneo de trastornos que se caracterizan por grados variables de resistencia a la insulina, menor secreción de dicha hormona y una mayor producción de glucosa hepática.

Diversos defectos genéticos y metabólicos en la acción, secreción o ambas funciones de la insulina causan el fenotipo común de hiperglucemia en la diabetes mellitus tipo 2.

Las diabetes tipos 1 y 2 son precedidas por un periodo de deterioro progresivo de homeostasis de la glucosa, seguido del desarrollo de hiperglucemia que excede el umbral para el diagnóstico clínico. En términos de diabetes tipo 2, esta fase se conoce como prediabetes.

La prediabetes se refiere de manera más específica a una alteración de las concentraciones de glucosa en ayuno o como intolerancia a la glucosa.

Se ha definido tres etapas diferentes de la diabetes mellitus tipo 1 con base en el desarrollo de autoanticuerpos contra antígenos de células beta pancreáticas.

Los términos diabetes mellitus insulinodependiente y diabetes mellitus no insulinodependiente se han vuelto obsoletos. Debido a que muchos individuos con diabetes mellitus tipo 2 acaban requiriendo tratamiento con insulina para el control de la glucemia.

Aunque la diabetes mellitus tipo 1 se desarrolla con mayor frecuencia antes de los 30 años, puede producirse un proceso de destrucción autoinmunitaria de las células beta a cualquier edad. De hecho, se estima que entre 5 y 10% de las personas que padecen diabetes mellitus después de los 30 años tiene DM tipo l.

Aunque es más típico el desarrollo de diabetes mellitus tipo 2 en personas de edad avanzada, también se da en niños y adultos jóvenes, en especial en adolescentes obesos.

Otras causas de diabetes mellitus son defectos genéticos específicos de la secreción o acción de la insulina, alteraciones metabólicas que trastornan la secreción de insulina, trastornos mitocondriales y un sinnúmero de situaciones que alteran la tolerancia a la glucosa.

La diabetes hereditaria juvenil de tipo 2 (MODY) y la diabetes monogénica son un subtipo de diabetes mellitus que se caracteriza por transmitirse por herencia autosómica dominante, inicio precoz de la hiperglucemia y trastorno de la secreción de insulina.

Las mutaciones del receptor de insulina causan un grupo de trastornos poco frecuentes caracterizados por resistencia grave a la misma.
La diabetes mellitus también puede desarrollarse como consecuencia de fibrosis quística o pancreatitis crónica, trastornos en los cuales ocurre lesión de los islotes por un proceso patológico primario que se origina en el tejido pancreático exocrino.

Las hormonas que antagonizan la acción de la insulina pueden producir diabetes mellitus. La diabetes mellitus es a menudo una manifestación de ciertas endocrinopatías, como acromegalia y síndrome de Cushing.

La destrucción de los islotes pancreáticos se ha atribuido a infecciones virales, pero son una causa muy poco común de diabetes mellitus. Una forma de diabetes tipo 1 de inicio agudo llamada fulminante y pudiera vincularse con una infección de los islotes de Langerhans por un virus.

La intolerancia a la glucosa que se desarrolla durante el segundo o tercer trimestre del embarazo se clasifica como diabetes gestacional. La resistencia a la insulina relacionada con las alteraciones metabólicas del embarazo aumenta las necesidades de insulina y puede provocar trastorno de intolerancia a la glucosa o diabetes.

La diabetes diagnosticada en el primer trimestre del embarazo se ha recomendado que se clasifique como diabetes pregestacional preexistente más que como diabetes mellitus gestacional.

La mayoría de las mujeres recupera una tolerancia a la glucosa normal después del parto, pero tienen un riesgo sustancial en padecer diabetes mellitus en los siguientes 10 a 20 años.

Los niños nacidos de madres con diabetes mellitus gestacional también pueden tener incremento en el riesgo de desarrollar síndrome metabólico y diabetes mellitus tipo 2 más tarde a lo largo de su vida.

 

 

 

Homo medicus

 


 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Homo medicus

Conocimiento médico en evolución...

También te podría gustar...