¿Qué es el apoyo nutricional a pacientes?

¿Qué es el apoyo nutricional a pacientes?
¿Qué es el apoyo nutricional a pacientes?
El apoyo nutricional es el suministro de nutrientes a pacientes que no pueden satisfacer sus necesidades nutricionales mediante el consumo de dietas estándar. Los nutrimentos pueden suministrarse por: 👉vía entérica, utilizando complementos nutricionales orales, sondas de alimentación nasogástrica o nasoduodenal, sondas de enterostomía. 👉vía parenteral utilizando catéteres colocados en venas centrales o periféricas.   El apoyo nutricional está indicado en pacientes adultos con síndromes de intestino defectuoso. El apoyo nutricional está indicado en:
  • pacientes adultos que se encuentran en estados hipercatabólicos prolongados graves (quemaduras extensas, traumatismo múltiple, ventilación mecánica).
  • pacientes adultos que requieren reposo intestinal terapéutico prolongado.
  • pacientes adultos con desnutrición calórico-proteínica grave y con una enfermedad tratable que ha ocasionado pérdida de peso mayor de 25 por ciento.
Para seleccionar el tipo de apoyo nutricional más apropiado es indispensable tener en cuenta el funcionamiento digestivo, la duración esperada de este apoyo y las posibilidades de que el método cubra las necesidades nutricionales de cada paciente. La alimentación enteral es más segura y menos costosa, y ofrece ventajas fisiológicas significativas. Los pacientes incapaces de tomar los nutrimentos orales suficientes, que conservan la función digestiva y cumplen los criterios para recibir apoyo nutricional son elegibles para nutrición artificial líquida (alimentación por sonda). Por el incremento en el riesgo de broncoaspiración, los pacientes que no pueden proteger de manera adecuada sus vías respiratorias deben recibir alimentación nasoduodenal. Las sondas de alimentación también pueden colocarse de manera directa en el tubo digestivo con enterostomías por sonda. La mayor parte de las enterostomías por sonda se instala en pacientes que requieren apoyo nutricional enteral por periodos prolongados. Las personas que necesitan apoyo nutricional, pero que no tienen función digestiva, deben recibir apoyo nutricional parenteral. La mayoría de los pacientes recibe alimentación parenteral por una vena central, por lo general la subclavia. El apoyo nutricional por vena periférica se utiliza con mayor frecuencia en pacientes sin función digestiva y que requieren apoyo inmediato, pero cuyo estado clínico se espera que mejore en una a dos semanas, lo que permitirá la alimentación enteral.  
Requerimientos
Las necesidades nutricionales de cada paciente deben calcularse en forma independiente del método de apoyo nutricional. Una solución completa para apoyo nutricional contiene agua, calorías, aminoácidos, electrólitos, vitaminas, minerales y ácidos grasos esenciales.
  • En la mayoría de las personas, las necesidades de agua se calculan si se consideran 1,500 ml para los primeros 20 kg de peso corporal más 20 ml por cada kilogramo en los 20 sucesivos.
  • Las necesidades energéticas pueden calcularse con la multiplicación del peso real en kg (en sujetos obesos, peso corporal ideal) por 30 a 35 kcal.
  • Si se aportan las calorías adecuadas, la mayoría de las personas puede recibir 0.8 a 1.2 g de proteína por kg al día. Los sujetos que se someten a estrés moderado a intenso deben recibir hasta 1.5 g/ kg al día. Los individuos que reciben proteínas sin las calorías adecuadas degradan las proteínas para obtener energía en lugar de aprovecharlas para la síntesis proteínica.
  • Las necesidades de sodio, potasio y cloro son muy variables. La mayoría de los pacientes necesita 45 a 145 meq al día de cada uno de estos elementos, pero dependen de los estados cardiovascular, renal, endocrino y digestivo, así como de las concentraciones séricas medidas.
  • Las personas que reciben apoyo nutricional enteral deben tomar cantidades suficientes de vitaminas y minerales según las recomendaciones diarias.
  • Los pacientes que reciben apoyo nutricional parenteral necesitan menores cantidades de minerales: calcio, 10 a 15 meq/día; fósforo, 15 a 20 meq por cada 1 000 calorías no proteínicas, y magnesio, 16 a 24 meq por día.
  • Los pacientes con nutrición parenteral deben recibir oligoelementos como cinc (cerca de 5 mg/día) y cobre (alrededor de 2 mg/día).
  • La vitamina K no se administra siempre, sólo cuando se altera el tiempo de protrombina.
  • La administración parenteral de hierro se relaciona con varios efectos adversos y debe reservarse para personas con deficiencia y que no están en condiciones de tomar hierro por vía oral.
  • Los enfermos con apoyo nutricional deben recibir 2 a 4% del total de calorías como ácido linoleico para prevenir la deficiencia del ácido graso esencial. A los pacientes que reciben nutrición parenteral se les deben administrar por lo menos 250 ml de lípidos intravenosos al 20% (aceite de soya o cártamo emulsificado) dos o tres veces a la semana.
 
Complicaciones
En 10 a 15% de los pacientes se observan complicaciones menores de la alimentación por sonda. Los problemas gastrointestinales incluyen diarrea (el más frecuente), vaciamiento gástrico inadecuado, vómito, esofagitis y algunas veces hemorragia gastrointestinal. Todos los enfermos que reciben alimentación por sonda nasogástrica tienen riesgo de sufrir aspiración que pone en peligro la vida. Todo paciente que recibe apoyo nutricional enteral o parenteral debe vigilarse de cerca para comprobar que el tratamiento es el adecuado y evitar complicaciones o detectarlas en cuanto surjan.       Homo medicus  
    Síguenos en X: @el_homomedicus  y @enarm_intensivo

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en los medios sociales!

Avatar del usuario

Homo medicus

Conocimiento médico en evolución...

También te podría gustar...