¿Cuáles son las vitaminas hidrosolubles y las liposolubles?

¿Cuáles son las vitaminas hidrosolubles y las liposolubles?
¿Cuáles son las vitaminas hidrosolubles y las liposolubles?

Las vitaminas y los oligoelementos son micronutrientes esenciales para el metabolismo. Las vitaminas y los oligoelementos forman grupos prostéticos de enzimas o actúan como sus cofactores. Participan en el metabolismo de los hidratos de carbono, las grasas y las proteínas.

Las vitaminas A y D actúan como hormonas. Tanto las vitaminas como los oligoelementos son importantes para el crecimiento, la proliferación y la diferenciación celular, y muchas pueden influir sobre los fenómenos inmunitarios.

Las deficiencias de micronutrientes pueden deberse a una ingesta inadecuada, una absorción deficiente desde el tubo gastrointestinal, una utilización ineficiente o un aumento de las pérdidas, o bien por un aumento de las demandas. Estas deficiencias de micronutrientes
pueden formar parte de una malnutrición general, ser causa de enfermedad por sí mismas o aparecer en períodos de aumento de la demanda, como sucede durante el embarazo o el estirón de la adolescencia.

 

Vitaminas liposolubles e hidrosolubles

Las vitaminas liposolubles son las vitaminas A, D, E y K, y las hidrosolubles son las vitaminas B1, B2, B3, B5, B6, B7 (biotina), B9 (ácido fólico), B12 y vitamina C.

Las vitaminas hidrosolubles son un grupo de sustancias orgánicas que son requeridas por el ser humano en pequeñas cantidades para prevenir trastornos del metabolismo. De las vitaminas hidrosolubles, el sistema nervioso es el que más depende de las vitaminas B y C (ácido ascórbico) para su correcto funcionamiento.

Algunas vitaminas hidrosolubles también pueden ejercer toxicidad; por lo tanto, la suplementación rutinaria con vitaminas o la ingestión de alimentos fortificados no deben considerarse inofensivos.

 

Vitaminas liposolubles

Las vitaminas liposolubles se almacenan en los tejidos Las vitaminas liposolubles están asociadas a la grasa corporal y a menudo se almacenan en los tejidos, de modo que las concentraciones circulantes se mantienen relativamente constantes. Por ejemplo, la vitamina A se almacena en el hígado y es transportada en el plasma por proteínas de unión específicas.

Estas vitaminas no se absorben o se extraen de la dieta tan fácilmente como las hidrosolubles, pero se almacenan cantidades importantes en los tejidos. Con excepción de la vitamina K, no actúan como coenzimas. Las vitaminas A y D se comportan más como hormonas y pueden ser tóxicas en cantidades excesivas (no así las vitaminas E y K).

La malabsorción de las grasas puede conllevar la aparición de deficiencias de las vitaminas A, D, E y K y puede deberse a enfermedades del hígado o de la vesícula biliar, a una enfermedad inflamatoria intestinal (enfermedad de Crohn, enfermedad celíaca) o a fibrosis quística.

 

 

Homo medicus

 


 

 

Fuente: Baynes J,  Dominiczak M. Bioquímica Médica. 5 ed. Barcelona: Elsevier. 2019

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Si te fue útil la información comparte...

Homo medicus

Conocimiento médico en evolución...

También te podría gustar...