Sitio de hemorragia digestiva según el color de las heces

Sitio de hemorragia digestiva según el color de las heces
Sitio de hemorragia digestiva según el color de las heces

El color de las heces es una herramienta útil para distinguir entre una hemorragia que proviene de la porción superior del tubo digestivo (superior) y una que se origina en la parte inferior del tubo digestivo (inferior). Esta distinción es importante porque las causas y las implicaciones médicas de las hemorragias en estas dos ubicaciones son diferentes.

  • Color normal de las heces: Las heces normales suelen ser de color marrón debido a la bilirrubina, un producto de desecho de la degradación de los glóbulos rojos, y a la acción de las bacterias intestinales en los alimentos ingeridos. Esta bilirrubina se convierte en estercobilina, lo que le da su color característico a las heces.
  • Hemorragia en la porción superior del tubo digestivo: Cuando se produce una hemorragia en la parte superior del tubo digestivo, como el esófago, el estómago o la primera parte del intestino delgado (duodeno), la sangre liberada se mezcla con los jugos gástricos y las enzimas digestivas. Esto provoca la degradación de la hemoglobina y la bilirrubina en el tracto digestivo superior antes de que las heces sean eliminadas. Como resultado, las heces pueden tomar un color negro y alquitranado, lo que se conoce como melena. Este color oscuro se debe a la formación de sulfato ferroso durante la digestión de la hemoglobina y es un indicativo de sangrado gastrointestinal superior.
  • Hemorragia en la porción inferior del tubo digestivo: En contraste, cuando la sangre proviene de la parte inferior del tubo digestivo, como el intestino grueso (colon) o el recto, la sangre suele pasar menos tiempo en el sistema digestivo antes de ser eliminada. Por lo tanto, la sangre no tiene la oportunidad de experimentar una descomposición significativa por las enzimas digestivas ni la acción bacteriana. La sangre no digerida tiñe las heces de un color rojo brillante o rojo oscuro, dependiendo de la cantidad de sangrado. Estas heces con sangre sin digerir se conocen como rectorragia o hematoquecia y son indicativas de una hemorragia gastrointestinal inferior.
Origen en recto sigmoides o ano

El color de las heces y su apariencia pueden proporcionar valiosas pistas para determinar la ubicación y la posible causa de una hemorragia gastrointestinal. Cuando las heces tienen un color marrón mezclado con sangre o presentan estrías sanguinolentas, esto suele ser un indicador de que la fuente del sangrado se encuentra en el área del recto, el sigmoides o el ano.

En condiciones normales, las heces comienzan a adquirir su característico color marrón durante su paso por el intestino delgado. Esto se debe a la acción de las enzimas digestivas y las bacterias presentes en el intestino delgado, que descomponen la hemoglobina y otros componentes de la sangre, así como los alimentos ingeridos. El pigmento bilirrubina, un subproducto de esta descomposición, contribuye al color marrón de las heces normales.

Cuando el sangrado proviene del área del recto, el sigmoides o el ano, la sangre no tiene la oportunidad de mezclarse con las enzimas digestivas ni de ser sometida a la acción bacteriana en el intestino delgado o el intestino grueso superior (colon ascendente o transverso). Como resultado, la sangre fresca se mezcla directamente con las heces, lo que puede dar como resultado un color marrón con tonos rojizos o estrías sanguinolentas en las heces.

Las condiciones médicas que pueden provocar sangrado en esta área incluyen:

    • Hemorroides: Las hemorroides son venas inflamadas en el área anal o rectal. Cuando se dañan o se inflaman, pueden sangrar y causar estrías sanguinolentas en las heces o sangre fresca en el papel higiénico.
    • Fisuras anales: Las fisuras anales son pequeñas heridas o desgarros en el revestimiento del canal anal, que pueden causar sangrado al defecar.
    • Infecciones anales: Las infecciones en el área anal o rectal pueden provocar sangrado y la presencia de sangre en las heces.
    • Lesiones o traumatismos: Lesiones o traumatismos en el área anal o rectal pueden causar sangrado visible en las heces.
    • Pólipos o tumores: Pólipos o tumores en el recto o sigmoides pueden sangrar y manifestarse como sangre mezclada con las heces.
Origen en colon izquierdo

Volúmenes grandes de sangre rojo brillante indican una fuente colónica. Cuando las heces contienen volúmenes significativos de sangre roja brillante, esto suele indicar que la fuente de la hemorragia se encuentra en el colon o el recto. Hay varias razones para esto:

    • Menos tiempo de exposición a enzimas digestivas: La sangre fresca que proviene del colon o el recto tiene menos oportunidad de ser expuesta a las enzimas digestivas y las bacterias presentes en el tracto gastrointestinal superior. Esto significa que la sangre no experimenta una descomposición significativa antes de ser eliminada en las heces, lo que mantiene su color rojo brillante.
    • Proximidad a la abertura anal: Las fuentes de sangrado en el colon o el recto están más cerca de la abertura anal, lo que permite que la sangre no se mezcle extensamente con las heces antes de ser evacuada.
  • Menor recorrido en el tracto gastrointestinal: La sangre proveniente del colon o el recto tiene un recorrido más corto a través del tracto gastrointestinal, lo que significa que su exposición a procesos digestivos es limitada, lo que mantiene su color original.
Origen en colon derecho

Heces de color marrón denotan una lesión en el hemicolon derecho o intestino delgado. Cuando las heces son de color marrón, generalmente indican que la fuente de la hemorragia se encuentra en el intestino delgado o en el hemicolon derecho (la primera mitad del colon). La sangre que proviene del intestino delgado o del hemicolon derecho atraviesa un recorrido más largo en el tracto gastrointestinal antes de ser evacuada. Esto le brinda más tiempo para interactuar con las enzimas digestivas y las bacterias, lo que modifica su color.

 

Origen intestinal

Heces de color negro (melena) predicen un origen proximal al ligamento de Treitz. Cuando las heces son de color negro (melena), esto sugiere que la fuente de la hemorragia se encuentra en una ubicación proximal al ligamento de Treitz. El ligamento de Treitz es una estructura anatómica que marca la unión entre el duodeno (la primera parte del intestino delgado) y el yeyuno. La sangre que proviene del tracto gastrointestinal superior, como el estómago o el duodeno, tiene un contacto prolongado con las enzimas digestivas gástricas y pancreáticas, así como con el contenido ácido del estómago. Esto conduce a la descomposición de la hemoglobina y la formación de compuestos, como el sulfato ferroso, que dan lugar al característico color negro de las heces melena.

 

Homo medicus

 


 

 
Anatomía del hígado

Anatomía del hígado

Síguenos en X: @el_homomedicus  y @enarm_intensivo    

🟥     🟪     🟨     🟧     🟩     🟦

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en los medios sociales!

Avatar del usuario

Homo medicus

Conocimiento médico en evolución...

También te podría gustar...