¿Cómo saber qué pacientes que son candidatos a cirugía bariátrica?

¿Cómo saber qué pacientes que son candidatos a cirugía bariátrica?
¿Cómo saber qué pacientes que son candidatos a cirugía bariátrica?

 

La obesidad es una enfermedad sistémica, crónica y multicausal, relacionada con la susceptibilidad genética, estilos de vida y del entorno, con influencia de diversos determinantes subyacentes, como la globalización, la cultura, la condición económica, la educación, la urbanización y el entorno político y social.

El sobrepeso y la obesidad constituyen un grave problema de salud pública a nivel mundial pues incrementa significativamente el riesgo de padecer enfermedades crónicas y aumenta la mortalidad prematura.

Enfermedades crónicas no transmisibles relacionadas con la obesidad incluyen:

  • Diabetes mellitus
  • hipertensión arterial
  • dislipidemia
  • enfermedad coronaria
  • apnea obstructiva
  • enfermedad vascular cerebral
  • artropatía degenerativa
  • hígado graso
  • trastornos endocrinos y reproductivos de la mujer
  • cánceres (mama, esófago, colon, endometrio y riñón).

Se estima que 90% de los casos de diabetes mellitus tipo 2 son atribuibles al sobrepeso y la obesidad.

 

Beneficios de la cirugía bariátrica

La cirugía bariátrica representa una alternativa de tratamiento quirúrgico en la atención integral de la obesidad mórbida, que permite una reducción significativa en el exceso de peso en comparación al tratamiento médico convencional. Está indicada principalmente en aquellos casos en los que el tratamiento médico basado en dieta, ejercicio, cambio en estilo de vida y el tratamiento farmacológico, cambio conductual y el apoyo psicológico, ha fracasado en conseguir una pérdida de peso sostenida.

La cirugía bariátrica en comparación al tratamiento médico, permite una mayor reducción en la pérdida de peso y mejoría de las comorbilidades asociadas.

El tratamiento quirúrgico para el manejo de la obesidad, ha mostrado ser efectivo en:

  • la reducción del peso y circunferencia de la cintura
  • mayor tasa de remisión de la diabetes
  • disminución de la glucosa en ayuno y de la hemoglobina glucosilada
  • reducción de factores de riesgo cardiovascular (hiperglucemia, hipertensión, dislipidemia).

 

Indicaciones

En pacientes con un IMC = 35 Kg/m2, que tienen una o más comorbilidades asociadas con obesidad.

En pacientes con IMC = 40 kg/m2, sin comorbilidad asociada y en quienes los procedimientos quirúrgicos no se asocian con exceso del riesgo, podrían ser elegibles para cirugía bariátrica.

En pacientes adultos con diabetes tipo 2 que tienen un IMC = 40 kg/m2, independientemente del nivel de control glucémico o la complejidad del régimen de tratamiento para la reducción de la glucosa.

En pacientes adultos con diabetes tipo 2 que tienen un IMC entre 35.0-39.9 kg/m2 en quienes existe un inadecuado control de la

hiperglucemia a pesar de un control médico y cambios en estilo de vida óptimos.

En pacientes de 18 a 65 años con obesidad mórbida de larga evolución en quienes ha fracasado el tratamiento médico-dietético.

 

No esta indicada

No existe suficiente evidencia para recomendar el uso de cirugía bariátrica en pacientes no obesos con diabetes mellitus.

Independiente del Índice de Masa Corporal, no hay suficiente evidencia para recomendar un procedimiento de cirugía bariátrica específico, que tenga como finalidad el control exclusivo de la glucosa sérica, el control aislado de los lípidos o la reducción del riego de enfermedad cardiovascular.

 

Tipos de procedimientos bariátricos

Los procedimientos de cirugía bariátrica se clasifican en tres tipos:

  • restrictivo
  • malabsortivo
  • combinado (restrictivo y malabsortivo)

La mejor elección para un procedimiento de cirugía bariátrica (tipo de procedimiento y abordaje, depende de las metas de tratamiento individualizada, experiencia local del cirujano y de la institución, preferencias del paciente y riesgo quirúrgico.

En los pacientes con hipertensión arterial el bypass gástrico en Y de Roux o gastrectomía en manga, ofrece una mayor reducción de peso a largo plazo y a una mejor remisión de la hipertensión en comparación a la banda gástrica ajustable por vía laparoscópica.

El bypass gástrico en Y de Roux es el procedimiento de elección en pacientes con síntomas moderados a graves de reflujo gastroesofágico, esófago de Barret, esofagitis o hernia hiatal.

Los pacientes candidatos a cirugía bariátrica, deben someterse a evaluación preoperatoria, con el propósito de identificar las causas y comorbilidad asociada a la obesidad, así como tener especial atención en aquellos factores que pueden afectar la indicación para la cirugía bariátrica.

 

 

 

Homo medicus

 


 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en los medios sociales!

Homo medicus

Conocimiento médico en evolución...

También te podría gustar...