¿Qué medicamentos reducen el catabolismo en pacientes quemados?

¿Qué medicamentos reducen el catabolismo en pacientes quemados?
¿Qué medicamentos reducen el catabolismo en pacientes quemados?

Algunos medicamentos son de utilidad para reducir los efectos del hipermetabolismo y catabolismo subsecuente en pacientes con quemaduras graves entre los que se incluyen los siguientes:

 

Hormona del crecimiento humana recombinante

La administración por vía intramuscular de hormona del crecimiento humana recombinante (rhGH) en dosis de 0.2 mg/kg inyectados una vez al día durante el tratamiento agudo de las quemaduras influye favorablemente en la reacción hepática de fase aguda, aumenta las concentraciones séricas de su mediador secundario, el IGF-1, mejora la cinética de las proteínas musculares, mantiene la formación de músculo, reduce el tiempo de cicatrización de zonas donantes, mejora el gasto energético en reposo y reduce el gasto cardíaco.

 

Factor de crecimiento similar a la insulina

Como el IGF-1 media los efectos de la hormona del crecimiento, la administración de dosis equimolares de IGF-1 e IGFBP-3 recombinantes humanos en pacientes quemados ha demostrado que mejora eficazmente el metabolismo proteínico en pacientes niños y adultos en estado catabólico, con significativamente menos hipoglucemia que con la propia hormona de crecimiento recombinante humana.
Reduce el catabolismo del músculo y mejora la integridad de la mucosa intestinal en niños con quemaduras graves. La función inmunitaria mejora eficazmente con la reducción de las reacciones de fase aguda de tipos 1 y 2 hepáticas, el aumento de las concentraciones séricas de proteínas constitutivas y la modulación vulneraria del uso hipercatabólico de las proteínas del organismo.

 

Oxandrolona

El tratamiento con sustancias anabolizantes como la oxandrolona, un análogo de testosterona que solo posee el 5% de sus efectos androgénicos masculinizantes, mejora el catabolismo de las proteínas musculares al favorecer la eficiencia de la síntesis proteínica, reduce la pérdida de peso y aumenta la cicatrización de heridas en las zonas donantes. La oxandrolona administrada en dosis de 0,1 mg/kg cada 12 horas mantiene la masa corporal magra y mejora la composición corporal y la síntesis hepática de proteínas. Los efectos eran independientes de la edad.

La oxandrolona consigue mitigar los efectos del hipermetabolismo asociado a las quemaduras en los tejidos corporales, y aumenta significativamente la masa corporal a lo largo del tiempo, la masa corporal magra a 6, 9 y 12 meses después de la quemadura, y el contenido mineral óseo antes de que transcurran 12 meses de la lesión.

Aunque las sustancias anabolizantes pueden aumentar la masa corporal magra, el ejercicio es esencial para desarrollar fuerza.

 

Propranolol

El bloqueo ß-adrenérgico con propranolol probablemente represente el tratamiento anticatabólico más eficaz en las quemaduras. El uso a largo plazo de propranolol durante el tratamiento agudo en pacientes quemados, con una dosis ajustada para reducir la frecuencia cardíaca en un 15 a 20%, reduce el trabajo cardíaco. También disminuye la infiltración grasa del hígado, que se produce típicamente en estos pacientes como resultado de la lipólisis periférica aumentada y la gestión alterada de los sustratos.

La reducción de la grasa hepática es secundaria a una menor lipólisis periférica y disminución del aporte y la captación del palmitato por el hígado, produciendo hígados de menor tamaño, que influyen negativamente en la función diafragmática con menos frecuencia. La administración de propranolol reduce la pérdida de músculo esquelético y aumenta la masa corporal magra tras las quemaduras. La dosis de 4 mg/kg de peso corporal cada 24 horas, también reduce notablemente la cantidad de insulina necesaria para disminuir las elevadas concentraciones de glucosa posquemadura.

 

Homo medicus

 


 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Homo medicus

Conocimiento médico en evolución...

También te podría gustar...