Características del músculo cardiaco

Características del músculo cardiaco
Características del músculo cardiaco
El músculo es una bomba

El corazón está formado por dos bombas separadas:

🔹un corazón derecho que bombea sangre hacia los pulmones.

🔹un corazón izquierdo que bombea sangre a través de la circulación sistémica que aporta flujo sanguíneo a los demás órganos y tejidos del cuerpo.

 

Cada uno de estas dos bombas, están formadas por dos cámaras o cavidades:

🔹una aurícula.

🔹un ventrículo.

 

 

Tipos de células musculares

Para cumplir con su función de bomba, el corazón está dotado de musculo especializado que le ayuda a cumplir su función. El corazón está formado por tres tipos principales de músculo cardíaco:

🔹músculo auricular

🔹músculo ventricular

🔹fibras musculares especializadas de excitación y de conducción.

 

El músculo auricular y ventricular se contrae de manera muy similar al músculo esquelético. Pero las fibras de excitación y de conducción del corazón se contraen débilmente debido a que contienen pocas fibrillas contráctiles, pero en cambio, están especializadas en generar descargas eléctricas rítmicas y automáticas que se transmiten por todo el corazón para controlar el ritmo del latido cardíaco.

El músculo cardíaco es estriado, igual que el músculo esquelético,  las fibras musculares cardíacas están dispuestas en un retículo, de modo que las fibras se dividen, y vuelven a unir.

Las fibras musculares cardíacas están formadas por muchas células individuales. Se dice que el músculo cardíaco es un sincitio, es decir, aunque lo forman muchas células musculares cardíacas estas están tan interconectadas entre sí que cuando una célula se excita el potencial de acción se propaga rápidamente a todas.

Como las aurículas están separadas de los ventrículos por tejido fibroso que rodea las aberturas de las válvulas auriculoventriculares entre las aurículas y los ventrículos, los potenciales no se transmiten directamente entre las células musculares de estas cavidades, sino a través de las células especializadas del sistema de conducción, por lo que entonces se consideran sincitios separados: auricular y ventricular. Esta disposición permite la contracción auricular antes que la ventricular.

 

Discos intercalares

El músculo cardíaco cuando se observa al microscopio muestra fibras que exhiben estriaciones transversales y bandas cruzadas que se tiñen bien, denominadas discos intercalares. Los discos intercalares son sitios de adhesión muy especializados entre células contiguas. Así se puede observar que las fibras musculares cardíacas están compuestas por numerosas células cilíndricas unidas extremo con extremo. Es a través de los discos intercalares que una fibra pueden unirse con dos o más células para crear, una fibra ramificada.

Componentes:

  • Fascia adherens: (unión de adherencia) es el principal constituyente del componente transversal del disco intercalar, sostiene las células musculares cardíacas por sus extremos para formar la fibra muscular cardíaca funcional. Sirve como el sitio en el que los filamentos delgados del sarcómero terminal se fijan a la membrana plasmática.
  • Maculae adherentes: (desmosomas) unen las células musculares individuales entre sí, ayudando a evitar que las células se separen ante la tensión de las contracciones regulares repetidas.
  • Uniones de hendidura: (uniones de comunicación) proporcionan continuidad iónica entre las células musculares cardíacas contiguas y así dejan que las macromoléculas de información pasen de una célula a la otra permitiendo que las fibras musculares cardíacas se comporten como un sincitio.

 

Núcleo

El núcleo del músculo cardíaco está en el centro de la célula. Esta característica ayuda a distinguirlas las células cardiacas de las fibras musculares esqueléticas las cuales son multinucleadas, y lo núcleos se ubican por debajo de la membrana celular o sarcolema.

Las miofibrillas del músculo cardíaco se separan para rodear el núcleo, delimitando una región yuxtanuclear donde se concentran los orgánulos celulares.

 

Mitocondrias

Las mitocondrias demás presentarse en la región yuxtanuclear, las células musculares cardíacas se caracterizan por presentar grandes mitocondrias entre las miofibrillas que se extienden por toda la longitud de un sarcómero.

 

Gránulos de glucógeno

Entre las miofibrillas se puede observar una grandes concentraciones de gránulos de glucógeno que almacenan energía que utilizan las miofibrillas para impulsar la contracción.

 

Retículo endoplásmico liso

El retículo endoplásmico liso se organiza en una red individual a lo largo del sarcómero, que se extiende de una línea Z a otra línea Z. Los túbulos T del músculo cardíaco penetran en los haces de miofilamentos a la altura de la línea Z, entre los extremos de la red de retículo endoplásmico liso. Hay un solo túbulo T por sarcómero en el músculo cardíaco. Los túbulos T son más grandes y más abundantes en el músculo cardíaco ventricular que en el músculo esquelético pero son menos numerosos en el músculo cardíaco atrial.

 

Las células musculares especializadas de conducción cardíaca (células de Purkinje)

Estas células exhiben una contracción rítmica espontánea. El latido cardíaco se inicia, se regula y se coordina por células musculares cardíacas modificadas que están especializadas en la conducción de impulsos eléctricos y denominan células de conducción cardíaca.

Estas células se organizan en nódulos y fibras de conducción llamadas fibras de Purkinje que generan y transmiten con rapidez el impulso contráctil a las diversas partes del miocardio en una secuencia precisa.

A diferencia de las células musculares cardíacas, las células de las fibras de Purkinje son más grandes y sus miofibrilla se localizan en gran parte en la periferia celular.

Las fibras de Purkinje, en su mayoría, carecen de túbulos T.

Hay gran cantidad de gránulos de glucógeno en su citoplasma, entre el núcleo y las miofibrillas de la periferia.

 

 

Homo medicus

 


 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en los medios sociales!

Homo medicus

Conocimiento médico en evolución...

También te podría gustar...