Anatomía general del estómago

Anatomía general del estómago
Anatomía general del estómago

El estómago es un órgano singular con funciones digestivas, nutricionales y endocrinas importantes. Almacena y facilita la digestión y absorción del alimento ingerido, al igual que ayuda a regular el apetito.

 

Anatomía descriptiva

El estómago se reconoce por su forma asimétrica con forma de pera y es la estructura proximal del tubo digestivo dentro del abdomen.

La porción del estómago que se une al esófago se denomina cardias.

El esfínter esofágico inferior es una estructura anatómicamente indistinguible, pero fisiológicamente demostrable, ubicada en un punto proximal al cardias en la unión gastroesofágica.

En la porción distal del estómago se ubica en el esfínter pilórico, que lo conecta con la porción proximal del duodeno.

El estómago tiene una curvatura menor hacia el lado derecho y una curvatura mayor hacia el lado izquierdo del cuerpo.

El segmento más alto del estómago es una porción distensible denominada fondo, que se relaciona por arriba con el diafragma y lateralmente con el bazo.

El ángulo de His es el sitio donde el fondo gástrico se une con el lado izquierdo de la unión gastro esofágica.

Por debajo del fondo, se encuentra el cuerpo del estómago que contiene la mayor parte de las células parietales (oxínticas), aunque también existen en menor cantidad en el cardias y el fondo.

El antro constituye 25 a 30% de la porción distal del estómago.

Los órganos que rodean al estómago son hígado, colon, bazo, páncreas y, en ocasiones, riñón.

El segmento lateral izquierdo del hígado casi siempre cubre una parte considerable de la pared anterior del estómago.

En la parte inferior del estómago, se une con el colon transverso mediante el epiplón gastrocólico.

La curvatura menor del estómago está unida al hígado mediante el ligamento gastrohepático, también conocido como epiplón menor.

Por atrás del estómago se encuentran la retrocavidad de los epiplones y el páncreas.

 

Irrigación arterial, drenaje venoso y linfático.

La mayor parte del aporte sanguíneo al estómago proviene del tronco celiaco a través de cuatro arterias:

  • Las arterias gástricas izquierda y derecha forman un arco anastomótico que recorre la curvatura menor.
  • Las arterias gastroepiploicas izquierda y derecha forman un arco similar que recorre la curvatura mayor.

La arteria más grande que llega al estómago es siempre la gástrica izquierda, que por lo general se origina en el tronco celiaco y se divide en las ramas ascendente y descendente a lo largo de la curvatura menor.

A la arteria gástrica izquierda le sigue en tamaño la arteria gastroepiploica derecha, que se origina con relativa constancia en la arteria gastroduodenal, justo por atrás de la primera porción del duodeno.

La arteria gastroepiploica izquierda se origina en la arteria esplénica y se une con la gastroepiploica derecha para formar el arco gastroepiploico, que se distribuye por la curvatura mayor.

La arteria gástrica derecha por lo general se origina en la arteria hepática, cerca del píloro y el ligamento hepatoduodenal y se extiende en dirección proximal a lo largo del segmento distal del estómago.

Las venas que drenan el estómago casi siempre son parale las a las arterias. Las venas gástrica izquierda (vena coronaria) y gástrica derecha casi siempre drenan hacia la vena porta, aunque en ocasiones la vena coronaria drena en la vena esplénica.

La vena gastroepiploica derecha drena hacia la vena mesentérica superior cerca del borde inferior del cuello del páncreas, en tanto que la vena gastroepiploica izquierda drena en la vena esplénica.

Los vasos linfáticos gástricos se ubican en paralelo con los vasos sanguíneos.

  • El cardias y la porción medial del cuerpo casi siempre drenan hacia los ganglios ubicados a lo largo de la arteria gástrica izquierda y el tronco celiaco.
  • La porción del antro ubicada a lo largo de la curvatura menor drena hacia los ganglios gástricos derechos y pilóricos, en tanto que la mitad del estómago distal a lo largo de la curvatura mayor drena hacia los ganglios de la cadena gastroepiploica derecha.
  • La porción proximal del estómago a lo largo de la curvatura mayor casi siempre drena hacia los ganglios que siguen a la arteria gastroepiploica izquierda o el hilio esplénico.
  • Los ganglios que se ubican en las curvaturas mayor y menor casi siempre drenan en la cuenca ganglionar celiaca.
 
Inervación

Los nervios vagos constituyen la inervación parasimpática extrínseca al estómago, en la que la acetilcolina es el neurotransmisor de mayor importancia. Las fibras vagales que se originan en el encéfalo forman sinapsis con las neuronas del plexo mientérico de Auerbach y con el plexo submucoso de Meissner.

  • Cerca de la unión gastroesofágica, el vago anterior envía una rama (o ramas) hacia el hígado a través del ligamento gastrohepático y sigue a lo largo de la curvatura menor, donde se le conoce como nervio anterior de Latarjet.
  • El vago posterior envía ramas hacia el plexo celiaco y continúa a lo largo de la cara posterior de la curvatura menor.
  • Los nervios de Latarjet envían ramas segmentarias hacia el cuerpo del estómago antes de terminar cerca de la incisura angular en una formación denominada “pata de cuervo”, que envía ramas hacia la región antropilórica.

En el estómago, el nervio vago afecta:

  • la secreción (incluyendo la producción de ácido.
  • la función motora.
  • el flujo sanguíneo de la mucosa.
  • la citoprotección.
  • participa en el control del apetito.
  • Participa en la respuesta inmunitaria e inflamación de la mucosa.

La inervación simpática extrínseca del estómago se origina en los niveles espinales T5 a T10 y transcurre a través de los nervios esplácnicos hacia el ganglio celiaco. A partir de éste se originan nervios simpáticos posganglionares que se dirigen hacia el estómago junto con los vasos sanguíneos.

Las neuronas de los plexos mientérico y submucoso constituyen el sistema nervioso intrínseco del estómago.

 

 

Homo medicus

 


 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en los medios sociales!

Homo medicus

Conocimiento médico en evolución...

También te podría gustar...