¿Como se manifiesta la toxicidad por arsénico?

¿Como se manifiesta la toxicidad por arsénico?
¿Como se manifiesta la toxicidad por arsénico?

El arsénico (As), que se encuentra en el suelo, los minerales, las rocas y las menas de metales, está presente en todos los organismos vivos. Existe en varias formas: elemental, inorgánico (As3+ arsenita trivalente y As5+ arsenato pentavalente), gaseoso (arsina, AsH3) y orgánico.

El arsénico elemental y el orgánico tienen una baja toxicidad, mientras que el gas arsina y el arsénico inorgánico son muy tóxicos.

Fuentes

Algunos productos comunes que pueden contener arsénico incluyen:

  • Agua potable: El arsénico puede ser una contaminación común en el agua potable, especialmente en áreas donde se utilizan pesticidas que contienen arsénico.
  • Alimentos: El arsénico puede estar presente en algunos alimentos debido a la absorción del suelo. El arroz, el pollo y los mariscos son especialmente propensos a la contaminación por arsénico.
  • Productos de madera tratada: La madera tratada con arseniato de cobre cromado se utiliza comúnmente en la construcción de terrazas, cercas y otros productos de madera al aire libre.
  • Productos electrónicos: Los semiconductores de arseniuro de galio se utilizan en algunos productos electrónicos, como teléfonos móviles y diodos emisores de luz (LED).
  • Productos de vidrio: El vidrio puede contener arsénico como ingrediente de producción.
  • Medicamentos: Algunos medicamentos, especialmente los medicamentos homeopáticos, pueden contener arsénico como ingrediente activo.
  • Pesticidas: Los pesticidas que contienen arsénico se han utilizado durante décadas en la agricultura y en el control de plagas.
  • Medicamentos: Todavía pueden encontrarse compuestos arsenicales en remedios populares y especialidades farmacéuticas.

 

Mecanismo de toxicidad

La exposición humana al arsénico puede producirse a través del aire contaminado, las aguas subterráneas, el suelo y los alimentos, en particular el marisco, el arroz y productos del campo. Los organismos marinos, especialmente el marisco, contienen los arsenicales orgánicos arsenobetaína y arsenocolina, que se encuentran habitualmente elevados en los análisis de laboratorio, pero que no ejercen ningún efecto tóxico conocido.

Los compuestos arsenicales con relevancia toxicológica son los inorgánicos (trivalente y pentavalente). El gas arsina, que también es tóxico, produce una hemólisis aguda. Después de su absorción, el arsénico inorgánico se une a la hemoglobina y se distribuye en el hígado, el riñón, el corazón y los pulmones. En el hígado, el arsénico se metila para formar ácido monometilarsenoico y dimetilarsínico, que son menos tóxicos. El arsénico se concentra en los tejidos ricos en queratina, como el pelo, la piel y las uñas. Gran parte de la dosis ingerida de arsénico se elimina por la orina.

El mecanismo de toxicidad es la unión a grupos sulfhidrilo de enzimas críticas, como las del ciclo de Krebs, lo que altera la gluconeogenia, reduce la fosforilación oxidativa y finalmente agota los depósitos celulares de energía. El arsenato pentavalente puede sustituir al fosfato en las reacciones bioquímicas y romper la fosforilación oxidativa normal. El arsénico también afecta a la conducción cardíaca al bloquear los canales cardíacos del potasio.

El arsénico puede alterar la expresión génica a través de la inducción, la inhibición y potenciación de varios genes implicados en la apoptosis, la transmisión celular de señales y la respuesta a los factores de crecimiento. La arsina es un gas incoloro no irritante. Tras su inhalación se absorbe con rapidez y se une a los eritrocitos, donde ejerce el estrés oxidativo y provoca una hemólisis intravascular acentuada con una prueba de Coombs negativa. La insuficiencia renal se debe al depósito del pigmento hemoglobina, así como a los efectos tóxicos directos de la arsina sobre las células tubulares renales.

Manifestaciones clínicas

Las náuseas, los vómitos, la diarrea sanguinolenta y el dolor abdominal son algunas de las posibles manifestaciones clínicas tras la ingestión de arsénico inorgánico, aunque no son los únicos síntomas que pueden ocurrir.

La gravedad y la duración de los síntomas dependen de la cantidad y la duración de la exposición al arsénico. En casos graves, la ingestión de grandes cantidades de arsénico inorgánico puede provocar una variedad de síntomas y manifestaciones clínicas graves que pueden poner en peligro la vida.

Además de los síntomas gastrointestinales mencionados anteriormente, la intoxicación por arsénico inorgánico también puede provocar dolor de cabeza intenso, debilidad muscular, cambios en el ritmo cardíaco, problemas respiratorios, alteraciones en la piel como manchas y descamación, neuropatías periféricas y problemas renales.

Al cabo de unos días pueden observarse signos hematológicos como la pancitopenia. La prolongación del QT, que puede aparecer de forma aguda o crónica, puede provocar arritmias como torsades de pointes. Después de que mejoran los síntomas digestivos se produce una neuropatía periférica simétrica distal, que puede acompañarse de debilidad o encefalopatía.

Las exposiciones crónicas pueden afectar a la médula ósea, la piel, pulmones y el sistema nervioso periférico.

Piel y anexos: Los efectos cutáneos son la alopecia parcheada o difusa, la hiperpigmentación y la melanosis, así como la hiperqueratosis en las palmas y las plantas. La pigmentación de la intoxicación crónica suele aparecer en un patrón pecoso en «gotas de lluvia» de pigmentación o despigmentación simétricas, que es particularmente pronunciado en el tronco y en las extremidades. Las uñas pueden mostrar bandas blancas transversas, que se llaman líneas de Mees, y reflejan interrupciones del crecimiento durante la intoxicación.

Sangre: Pueden observarse anemia, pancitopenia, neutropenia, trombocitopenia y eosinofilia.

Sistema nervioso: La neuropatía, que es una característica de la intoxicación por arsénico, se describe como una neuropatía sensitivomotora dolorosa difusa, simétrica y ascendente, más prominente en una distribución en calcetín y guante. En la intoxicación grave, la debilidad y la parálisis ascendente pueden dar lugar a una insuficiencia respiratoria que simula un síndrome de Guillain-Barré.

Sistema respiratorio: La exposición al arsénico también provoca una declinación dependiente de la dosis de la función pulmonar.

Sistema cardiovascular: Puede aparecer una enfermedad vascular periférica, incluida la gangrena vascular periférica (enfermedad del pie negro), en los pacientes que se exponen de forma crónica. Incluso la exposición crónica de baja a moderada al arsénico aumenta el riesgo a largo plazo de enfermedad cardiovascular renal de un30%.

El arsénico es una sustancia cancerígena humana, y las poblaciones expuestas tienen un mayor riesgo de sufrir neoplasias malignas en el pulmón, la piel y la vejiga. A medida que la intoxicación por arsénico inorgánico empeora, también puede provocar convulsiones, delirio, coma y eventualmente la muerte.

 

 

 

Homo medicus

 


 

Guías de estudio. Homo medicus.

Guías de estudio. Homo medicus.

 
Anatomía del hígado

Anatomía del hígado

Síguenos en X: @el_homomedicus  y @enarm_intensivo    

🟥     🟪     🟨     🟧     🟩     🟦

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en los medios sociales!

Avatar del usuario

Homo medicus

Conocimiento médico en evolución...

También te podría gustar...