Trastornos gastrointestinales comunes en el embarazo

Trastornos gastrointestinales comunes en el embarazo
Trastornos gastrointestinales comunes en el embarazo

Las molestias abdominales durante el embarazo son frecuentes. En la mayoría de los casos, las náuseas y los vómitos son consecuencia del embarazo y se consideran indicadores de un embarazo en buen desarrollo. El útero en crecimiento y los cambios hormonales durante el embarazo a menudo provocan reflujo gastroesofágico y estreñimiento. Las enfermedades gastrointestinales graves, como la obstrucción intestinal o la exacerbación de una enfermedad intestinal inflamatoria crónica durante el embarazo, son raras

Estas condiciones presentes durante el embarazo incluyen aquellas que son frecuentes y molestas (reflujo gastroesofágico y estreñimiento), angustiantes (hiperémesis gravídica) o potencialmente fatales (colestasis obstétrica, hígado graso agudo del embarazo y HELLP (hemólisis, enzimas hepáticas elevadas, síndrome de plaquetas bajas).

Hasta 90% de las embarazadas presentan nausea y vomito durante el primer trimestre del embarazo. La hiperémesis gravídica es una forma grave que impide la ingestión adecuada de alimentos y líquidos, a veces requiere hospitalización para evitar la deshidratación y desnutrición.

Durante el segundo y tercer trimestres la enfermedad de Crohn puede presentar exacerbaciones.

La colitis ulcerosa puede presentar una exacerbación en el primer trimestre y durante el puerperio inicial.

La exacerbación de los cuadros patológicos de la vesícula biliar durante el embarazo es frecuente. Debida a la alteración inducida por el propio embarazo en el metabolismo de la bilis y de los ácidos grasos.

La colestasis intrahepática del embarazo es un cuadro que se observa en el tercer trimestre. Este trastorno se puede acompañar de un prurito intenso y también se vincula con una mayor mortalidad fetal. Se ha sugerido que el deposito de sales biliares en la placenta puede contribuir a una insuficiencia uteroplacentaria progresiva.

El hígado graso agudo constituye una complicación infrecuente del embarazo. Con alguna frecuencia se confunde con el síndrome HELLP y con la preeclampsia grave; el hígado graso agudo del embarazo se caracteriza por aumento importante de las concentraciones de bilirrubina y amonio, y por hipoglucemia.

 

El diagnóstico y el tratamiento de estas enfermedades y alteraciones suelen ser difíciles debido a los síntomas atípicos, una renuencia a utilizar investigaciones invasivas y preocupaciones sobre la teratogenicidad de los medicamentos.

 

 

Homo medicus

 


 

 

Fuente: Harrison: Principios de Medicina Interna, 20ª Edición. McGraw-Hill Interamericana. 2020

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en los medios sociales!

Homo medicus

Conocimiento médico en evolución...

También te podría gustar...